This is an automatically generated PDF version of the online resource mexico.mom-rsf.org/en/ retrieved on 2018/11/14 at 16:02
Reporters Without Borders (RSF) & CENCOS - all rights reserved, published under Creative Commons Attribution-NoDerivatives 4.0 International License.
CENCOS LOGO
Reporters without borders
  • CENCOS
  • Reporteros sin fronteros
es
en

Sociedad

La persistencia de una desigualdad centenaria

La población mexicana, su historia y su cultura tienen cuatro raíces principales: la amerindia descendiente de las civilizaciones que ocupaban su territorio antes de la conquista de los siglos XVI a XVIII; la española –con otras fuentes europeas– que llegó en ese periodo y ha seguido arribando hasta la actualidad; la africana que fue traída en los barcos esclavistas, y que posteriormente se fortaleció con el aporte de caribeños y centroamericanos; y la asiática, en varios movimientos migratorios que incluyen el de los filipinos del periodo colonial, y los de los chinos y de los japoneses a principios del siglo XX.

Mexicanos de origen africano y asiático, sin embargo, han exigido reconocimiento y cuestionado la mitología fundacional del país, construida sobre la idea de que sólo españoles e indígenas contribuyeron al proceso de mestizaje que arrojó una supuesta “raza mexicana”.

Esta noción enfrenta, además, el desmentido de la realidad: la sociedad está estructurada a partir de una pirámide económica en la que las clases superiores son fundamentalmente blancas; las inferiores, indígenas y africanas; y en la que los mestizos quedan en el medio.

Los estados y municipios con índices de marginación más agudos son también aquéllos donde habitan la mayor parte de los pobladores indígenas y africanos. Desventajas como desnutrición infantil, enfermedades prevenibles, educación inaccesible o de mala calidad y falta general de servicios, anticipan que esta situación no cambiará en el mediano plazo. Los grandes programas públicos de atención social son criticados por su carácter asistencialista, de origen, y además por incumplimiento de metas, fabricación de resultados, uso electoralista y desvío de recursos.

En el sótano de la OCDE

Con 129 millones de habitantes, México es el undécimo país más habitado del mundo. Sólo cuatro de sus 32 entidades concentran un tercio de la población: Ciudad de México y los estados de México (que rodea a la capital pero es una demarcación distinta), Jalisco y Veracruz. Su densidad poblacional es de 61 habitantes por kilómetro cuadrado, aunque en la capital se dispara a casi 6 mil personas por kilómetro cuadrado, según la Encuesta Intercensal 2015 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Cuatro de cada diez mexicanos se encuentran en situación de pobreza y casi una cuarta parte de los hogares se ubica en poblados rurales de menos de 2 mil 500 habitantes, indican los documentos “Medición de Pobreza en México 2016”, del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), y “Encuesta Nacional de los Hogares 2015”, también del Inegi.

El país no recoge datos demográficos por grupo racial o étnico, por lo que el dato de que alrededor de siete de cada diez mexicanos son mestizos (mezcla de amerindios y europeos) es sólo una estimación. Sí se pregunta, en cambio, qué idiomas son hablados y cuál de ellos es el considerado materno: alrededor del 93% de los habitantes habla el español, que constitucionalmente mantiene una condición de igualdad con los de origen prehispánico. México reconoce y cataloga 364 variantes lingüísticas provenientes de 11 familias lingüísticas indoamericanas. El 21.5% de la población total nacional se considera amerindio y cerca de 7.4 millones son hablantes de alguna lengua indígena, según cifras de la Encuesta Intercensal 2015.

La Red de Investigadores del Fenómeno Religioso en México reportó en 2016 que el 85% de los mexicanos es católico.

La tasa de alfabetización nacional no supera el 94% y entre los analfabetas mayores de 15 años, el 61% corresponde a mujeres. El nivel de escolaridad promedio del país es de 9.1 años, según cifras oficiales del 2015, las más recientes. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) señala que, en el 2016, sólo el 17% de las personas de entre 25 y 64 años había cursado la educación superior (universidad o equivalente).

Los datos de la OCDE no son más favorables en el área de salud: los mexicanos tienen la proporción general de población con sobrepeso u obesidad más alta (73%) entre los miembros del grupo, y la esperanza de vida al nacer más baja, de 75 años.

México figura entre los 50 países más desiguales del mundo, con base en el Índice Gini del Banco Mundial. “El 5% de las familias más acaudaladas en México concentra el 58% de la riqueza. En la parte más alta de la escala, cerca de 240.000 familias (el 1% más rico) acumula casi el 40% del total”, señala la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en el reporte Panorama Social de América Latina 2016.

Sin embargo, el tema que genera más preocupación entre los mexicanos mayores de 18 años no es la pobreza, el desempleo o la corrupción, sino la inseguridad: así lo afirmaron 6 de cada 10 personas que respondieron la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública de 2017.

 

  • Proyecto de
    CENCOS
  •  
    Reporteros sin fronteros
  • Financiado por
    BMZ